mi primer gadget

miércoles, 20 de octubre de 2010

Pautas De Crianza para padres

VIDEO DE NIÑOS FELICESvideo de niños felices
Consejos para la crianza
Amo a mis niños pero ¡ser padre o madre es tan difícil!
Ser padre o madre puede ser una dicha pero también es un trabajo difícil. Ningún padre o madre es perfecto. Todo el mundo comete errores. Incluso padres que son amorosos a veces hacen cosas que no era su intención hacer, como por ejemplo gritar a un niño. Pero si usted piensa que está teniendo dificultad para controlarse pida ayuda para no comenzar un patrón de abuso.
Algunas veces me siento tan frustrado ¿Esto es normal?
Sí, todos los padres se frustran. Los niños requieren de mucho tiempo y energía. Ser padre aún es más difícil cuanto usted tiene problemas en su propia vida; por ejemplo, preocupaciones con respecto a su trabajo, las cuentas por pagar o sus relaciones interpersonales, o problemas de alcohol o de drogas de abuso. Para ser buen padre usted primero tiene que cuidarse a si mismo. Eso significa obtener ayuda para sus problemas.
¿Qué puedo hacer cuando me siento frustrado?
Tome un descanso. Todo mundo necesita descansar de ser padre de vez en cuando. Si hay otro adulto en la familia, tomen turnos para poder alejarse por un rato. Por ejemplo, haga que su pareja se quede con los niños para que usted pueda visitar amigos. Tomen turnos para levantarse tarde durante los fines de semana. Si usted está criando sin pareja pídale a amigos o parientes que le ayuden con los mandados (recados) o a cuidar su niño mientras usted sale
Algunas veces pierdo los estribos. ¿Esto significa que no soy buen padre o madre?
No, muchos padres pierden los estribos con sus niños. Está bien sentir rabia, pero no está bien desquitarse con sus niños. Cuando esté con mucha rabia tómese un descanso. Por ejemplo, lleve a los niños a caminar o llame a algún amigo para que vaya a ayudarle. Si usted siente rabia con su niño casi todos los días, o si tiene dificultad para controlar su temperamento, obtenga ayuda contándole a su médico de familia. El médico le pude dar consejo y le puede proveer recursos para ayudarle. También existen grupos que ayudan a los padres.
¿Está bien golpear a mi niño?
Golpear a su niño no es la mejor manera de disciplinarlo. La meta de la disciplina es enseñarle a los niños a controlarse a si mismos. Golpear a un niño sólo le enseña al niño a dejar de hacer algo por miedo. Existen mejores maneras de disciplinar a los niños.

Una buena forma para los lactantes y los niños que ya comienzan a andar es reorientarlos. Cuando usted reorienta a un niño reemplaza un comportamiento indeseable (malo) por uno aceptable (bueno). Por ejemplo, si usted tiene prohibido lanzar la pelota dentro de la casa, seque al niño afuera donde él o ella pueda lanzar la pelota.

Si usted tiene niños más grandes, explíqueles las consecuencias de sus acciones y porqué es importante responsabilizarse de sus acciones. Por ejemplo, usted puede explicarle a su hijo que todos tuvieron que esperar para comer porque él o ella no puso la mesa cuando se lo pidieron. Explíquele que tiene que lavar los platos después de la cena porque él o ella no puso la mesa antes de cenar.
¿Cómo puedo ser un buen padre o madre?
No existe una sóla forma correcta de criar niños. Y tampoco existe el padre o el hijo perfecto. Pero aquí hay algunas pautas para ayudar a que sus niños crezcan sanos y felices:
  • Demuéstreles su amor. Cada día dígales a sus niños: "Te quiero. Eres especial para mí". Deles muchos abrazos y besos.
  • Escuche cuando sus niños hablan. Escuchar a los niños les demuestra que usted piensa que ellos son importantes y que usted está interesado en lo que ellos tienen para decir.
  • Haga que sus niños se sientan seguros. Consuélelos cuando están asustados. Demuéstreles que usted ha tomado pasos para protegerlos.
  • Proporcione orden en sus vidas. Mantenga un horario regular para comidas, siestas y para la hora de dormir. Si tiene que cambiar el horario, dígales con anterioridad que va a haber cambios.
  • Elogie a sus niños. Cuando sus niños aprenden algo nuevo o se comportan bien, dígales que está orgulloso u orgullosa de ellos.
  • Critique el comportamiento no el niño. Cuando su niño cometa un error no le diga "fuiste malo". En cambio, explíquele al niño lo que hizo mal. Por ejemplo dígale: "Cruzar la calle corriendo y sin mirar no es seguro". Luego dígale al niño lo que debe hacer en vez de eso: "Primero mira a ambos lados para ver si vienen carros".
  • Sea consistente. Sus reglas no tienen que ser iguales a las que otros padres tienen, pero tienen que ser claras y consistentes. Consistentes quiere decir que las reglas son iguales todo el tiempo. Si dos padres están criando a un niño ambos necesitan usar las mismas reglas. Además, asegúrese de que las niñeras y los parientes conocen y siguen las reglas de su familia.
  • Pase tiempo con sus niños. Hagan cosas juntos tales como leer, caminar, jugar y limpiar la casa. Lo que los niños más desean es su atención. El mal comportamiento por lo general es un intento de llamar su atención.
¿A quién puedo acudir cuando necesito ayuda con la crianza de mi niño?
Existen muchas maneras para obtener buen consejo para la crianza. Inscríbase en las clases de crianza que ofrecen los hospitales, centros comunitarios o colegios. Lea libros o revistas para padres. Hable con su médico de familia, con su ministro, párroco o con alguien que de asesoría psicológica.

Usted también le puede pedir ayuda con la crianza a su médico de familia. No tenga pena de preguntarle. Criar niños es duro y nadie puede hacerlo solo. Su médico le puede ayudar con asuntos como la disciplina, el entrenamiento para usar la taza del baño, problemas en el comer y a la hora de acostarse. Su médico también le puede ayudar a buscar grupos en el lugar donde usted vive que le pueden ayudar a aprender mejores hábitos para la crianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada